viernes, marzo 09, 2018

“LOS MALVADOS EN EL CINE”, JAVIER CASARES RIPOL.

1ª EDICIÓN - BIBLIOTECA SELECTA LUX ATENEA WEBZINE - PASIÓN CULTURAL POR LOS LIBROS PUBLICADOS EN PAPEL

Sigue Lux Atenea Webzine y Lux Atenea News en FACEBOOK.

Desde el año 1999 difundiendo la cultura literaria más selecta (Clásica, Medieval, Romanticismo, Decadentismo, Simbolismo, Surrealismo, Ciencia-Ficción, Misterio y Terror, Esoterismo, Mística, Religión, Filosofía, Poesía, Historia, Ciencia, Arte, Sociología, Tecnología, Empresa…) a través de la REVISTA CULTURAL ATIS&NYD (1999 - 2002), SHADOW’s GARDEN WEBZINE, OUROBOROS WEBZINE y LUX ATENEA WEBZINE (desde 2006 hasta la actualidad).


Publicado por: EDICIONES ESPEJO DE TINTA, S.L.
ISBN: 84-96280-57-8
Edición: Abril 2006 (Primera Edición)
Páginas: 304

“Las cloacas del género humano aparecen ante nuestros ojos en su versión filmada.”

Los malvados o las malvadas protagonizando películas de cine, son personajes que no se suelen olvidar en la mente del espectador, al contrario de lo que sucede con la mayoría de los buenos. Y es que la siniestra belleza del Mal sigue atrayendo al ser humano, incluso al avanzado posmoderno del siglo XXI, llevándole a experimentar esa extraña mezcla de sentimientos de rechazo junto a emociones que irresistiblemente le hace sentir atracción hacia estos personajes malvados, depravados, y, en muchos casos, crueles y sanguinarios. Es verdad que el cine y las películas tienen ese filtro psicológico en el espectador que le hace sentir como propio lo que está viendo, y experimentar los mismos sentimientos de los personajes buenos con los que crea cierta empatía ante el padecimiento que sufren por parte de estos personajes maléficos; pero, sin dejar aún el plano psicológico de lado, también es verdad que la mente del espectador sabe que está a salvo de esa influencia maligna, de esa demoníaca influencia, convirtiéndose los títulos finales de la película en ese periodo de tiempo durante el cual pasa de nuevo a su normalidad cotidiana, que no es otra cosa que la vida real en la que vive. Obviamente, en la Historia de la Humanidad, e incluso en nuestro presente, han existido y siguen existiendo personas con este perfil psicológico enraizado en el Mal. Personas que disfrutan causando daño, dolor, sufrimiento y tortura (física, psicológica, y ambas a la vez) en otras personas o seres, y, tal vez, el cine se haya convertido en el medio más seguro de toma de contacto con estos personajes de este siniestro perfil psicológico, sin que el individuo tenga que entrar en su radio de acción y padecer las consecuencias. El espectador se siente atraído por la temática de una obscura y dramática película protagonizada por uno o varios seres depravados, y durante su visionado llega a vivir y a sentir emocionalmente aquello que estos seres provocan a su alrededor. El espectador psicológicamente sufre los padecimientos que experimentan las víctimas de estos malvados, pero luego sale de la sala de cine, o apaga el televisor del salón de su casa, para retornar a la realidad “segura” con cierto porcentaje de alteración emocional que será proporcional a la intensidad de los sentimientos que esa película le haya producido en su mente, sobre todo si ha visto una película de terror o un largometraje protagonizado por un despiadado y sádico asesino actuando en un escenario muy parecido al entorno actual en el cual vive ese mismo espectador. Y es que la grandeza artística del Séptimo Arte tiene esa fuerza, tiene esa capacidad de estímulo en la mente del espectador tanto para lo bueno como para lo malo. Tanto para hacerle sentir vivamente los buenos sentimientos, el amor, incluso ese halo mágico y espiritual que proyectan algunos actores y actrices en la gran pantalla; como para que otros personajes de cine también le hagan sentir todo lo contrario. Esos otros personajes son en los que se basa la temática de este extraordinario libro, convirtiendo a “Los Malvados En El Cine” en uno de los ensayos más interesantes y analíticos que se hayan publicado en España sobre este siniestro universo cinematográfico.


“Algunos de los problemas del cine moderno son el excesivo uso de los efectos especiales y las nuevas tecnologías, la falta de solidez y talento en los guiones y diálogos, y las complejas relaciones entre el cine y la televisión”

Abrir las primeras hojas de este libro es abrir las puertas del infierno, de ese infierno humano donde lo malvado reina, provocando la expansión del dolor y de la muerte dentro de su radio de acción. Los bibliófilos lectores de Lux Atenea Webzine que adquieran esta obra así podrán sentirlo, comprobando que la clasificación de personajes cinematográficos realizada por su autor en estos capítulos, ha sido muy acertada y muy bien delimitada en cuanto al perfilamiento de estos personajes, uniéndolos en una serie de características muy claras y fácilmente identificables si uno ha visto sus películas. Partiendo de la base que el Mal es polimórfico, hombres, mujeres y monstruos abren este tenebroso espectro con aspectos físicos que van desde la belleza más dulce y aparentemente inocente, confiando a su víctima con ello, a miradas y rostros de lo más diabólico, o a aspectos físicamente horribles que causan espanto y horror nada más verlos. Pero, teniendo en cuenta todas las particularidades, características, y tipos de actos horrendos por ellos cometidos, el autor de este libro ha acertado completamente con las diez categorías a través de las cuales ha dividido a estos malvados personajes del universo cinematográfico desde la era del cine mudo hasta principios de este siglo XXI. Una clasificación donde aclara y define a cada tipo de ser, reuniéndolos con una definición perfecta a la hora de englobarlos y etiquetarlos. Tras la lectura de este ensayo, de lo que no me cabe la menor duda es del apasionamiento cinematográfico que este autor posee, transmitiéndolo al lector según lees estas interesantes y descriptivas páginas que te hacen ver esta temática del Séptimo Arte con otra mirada, con otro conocimiento, y con otra visión más profunda y razonada de por qué estos personajes provocan tan siniestra atracción y rechazo entre el público.


“Hay autores que se complacen estéticamente en la contemplación del Mal.”

La primera de las diez categorías está dedicada a los personajes depravados y abyectos, cuyos actos están marcados por la falta de moral o de principio alguno, o sea, disfrutan con el dolor, con la tortura o con la muerte que provocan, incluso si ello va en su contra. En la segunda categoría están los cínicos, cuyo sarcasmo es proporcional a su vileza, apoyando o realizando cualquier acto malvado por retorcido o salvaje que sea, quedando la tercera categoría para los psicóticos y los asesinos en serie. Los que hielan la sangre pueblan la cuarta categoría, destacando por la insensibilidad emocional que muestran y por la contundencia de sus malévolos actos, apareciendo las arpías en la quinta categoría para completar ese perfil perverso donde el Mal presenta esa esencia psicológica humana tan retorcida, llegando hasta los seres diabólicos de la sexta categoría donde el Mal sobrepasa la realidad de este mundo por su poderosa procedencia supraterrenal. Otra categoría, la séptima, es completamente distinta, pero no por ello menos siniestros sus personajes al ser los malvados elegantes los aquí incluidos, y cuya otra cara de esa terrible moneda es la octava categoría donde los salvajemente despiadados convierten sus crueles actos en el horror más extremo. Al otro lado de esta frontera se encuentran los atormentados y enloquecidos englobados en la novena categoría, cuya fibra sensible es fácil de tocar, desencadenando en ellos ese instinto asesino incontrolable. Cerrando esta clasificación se encuentran los negociantes del crimen en la décima categoría, con personajes que causan dolor, tormento y muerte pero sin haber una causa personal, sino como parte de su trabajo, de su negocio, o del beneficio económico que puedan sacar o llegar a sacar de ello. Tras estas primeras cuarenta páginas, el libro “Los Malvados En El Cine” entra en el gran apartado cinematográfico de este ensayo: la galería de actores y actrices más destacados por sus papeles como malvados. Uno a uno, en fichas muy bien redactadas y organizadas donde el autor de este libro nos habla sobre su carrera profesional, los personajes interpretados, y el magnífico trabajo realizado por estos actores y actrices, tanto su perfil biográfico como los comentarios, al igual que los apartados “sus rasgos fundamentales” y “sorbos de veneno”, se convierten en una inmersión absoluta en su esencia artística. Más de doscientas cincuenta páginas dedicadas a este estudio y análisis individualizado, pero manteniendo la clasificación anteriormente descrita en su ordenamiento. “Los Malvados En El Cine”, un extraordinario libro de imprescindible lectura y análisis para los amantes del Séptimo Arte. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“La realidad supera a la ficción.”

Félix V. Díaz
RESEÑA Nº:
En Lux Atenea Webzine solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

Otras reseñas recomendadas:
“UNIVERSO LYNCH”, Quim Casas, Antonio José Navarro, Ángel Sala, Iván Pintor Iranzo, Nuria Vidal, Juan Zapater (Semana del Cine 2007 1ª EDICIÓN)
“APOCALYPSE NOW, Odisea en los Territorios del Horror”, IVÁN REGUERA (Semana del Cine 2007 1ª EDICIÓN)
JUAN MANUEL CORRAL “CHRISTOPHER LEE & PETER CUSHING. LOS CABALLEROS DEL TERROR BRITÁNICO”.
“LAS SOMBRAS DEL HORROR, EDGAR ALLAN POE EN EL CINE”, Varios Autores.
“PESADILLAS EN LA OSCURIDAD. EL CINE DE TERROR GÓTICO”.
“TIM BURTON POR TIM BURTON”, MARK SALISBURY (Semana del Cine 2007 1ª EDICIÓN)
MIGUEL CANE “PEQUEÑO DICCIONARIO DE CINEMA PARA MITÓMANOS AMATEURS”.
“LOS HOMBRES TOPO QUIEREN TUS OJOS y otros relatos sangrientos de la Era Dorada del Pulp”.
JORGE MARTÍNEZ LUCENA “VAMPIROS Y ZOMBIS POSMODERNOS. LA REVOLUCIÓN DE LOS HIJOS DE LA MUERTE”.
“EL VAMPIRO. Tieck, Polidori, Hoffmann, Poe, Gautier, Tolstoi, Rymer, Baudelaire, Le Fanu, Stoker, M.R. James, Quiroga, Crawford, Benson”.
“MIEDO Y LITERATURA”, LUIS MARTÍNEZ DE MINGO (Semana Gótica 2006 1ª EDICIÓN)
JAN HAROLD BRUNVAND “EL FABULOSO LIBRO DE LAS LEYENDAS URBANAS”.

.

No hay comentarios: