sábado, junio 07, 2014

“AMIGOS INESPERADOS”, JENNIFER S. HOLLAND.

Quiero dar las gracias a la editorial SALSA BOOKS (GRUPO PLANETA) por su cortesía con LUX ATENEA WEBZINE al enviarme este promocional.


Publicado por:   SALSA BOOKS (GRUPO PLANETA)
ISBN:  84-15193-40-1
Edición:  2014
Páginas:  212

“El modo en que estos dos animales desarrollaron su propio lenguaje físico y sonoro causó admiración entre los científicos.”

Desde que el ilustre maestro Konrad Lorenz (1903 - 1989) revolucionara el mundo de la Ciencia con sus investigaciones que dieron origen y divulgación pública a una nueva rama de estudio del mundo animal, la etología, nuestra mirada ha cambiado radicalmente tanto en la forma de entenderlos como de relacionarnos con ellos. Es muy curioso que el mundo de la psicología aplicada al estudio del comportamiento animal haya roto definitivamente con la barrera creada por los seres humanos para diferenciarse y distanciarse de los animales, tomándolos incluso como simples recursos a ser explotados sin miramiento alguno en la modernidad. Otros han seguido su senda científica en décadas posteriores como Karl von Frisch (1886 - 1982), Vitus B. Droscher (1925 - 2010), Dian Fossey (1932 - 1985), Jane Goodall… pero, a nivel cotidiano, desde siempre nos han hablado y enseñado que nosotros somos seres racionales con sentimientos, comportamientos y capacidades creativas que nos separan totalmente de ese otro mundo animal etiquetado como irracional, justificando esa clasificación férrea y ambigua de forma generalizada amparándose en la falta de sentimientos de los animales, que no sienten dolor, que actúan de forma mecánica sin razonamiento… en fin, mil y una justificaciones que la etología está desmontando y dejando sin base científica alguna con cada nuevo estudio realizado en relación a especies animales muy concretas, demostrando que la diferencia entre animales y seres humanos no es tanta como se había afirmado. Dando un paso más allá en estos estudios e investigaciones sobre el mundo animal, la extraordinaria obra “Amigos inesperados”, escrita por Jennifer S. Holland, nos demuestra que no solamente los animales tienen sentimientos, personalidades y comportamientos individuales dentro de una misma especie, sino que también algunos de ellos son capaces de establecer vínculos emocionales, sentimentales, afectivos, y de comunicación con otras especies e, incluso, con aquellas especies a las que el ser humano ha considerado como sus enemigas o como sus presas naturales. En estas páginas, no solamente distintas especies son capaces de interactuar y de empatizar emocionalmente, sino también algunas son capaces de romper “barreras naturales infranqueables aparentemente lógicas” como, por ejemplo, perros haciéndose amigos inseparables de gatos y viceversa, un lince y un cervatillo, un guepardo y un perro pastor, un leopardo y una vaca, un perro y un pez, un león y un órix, un orangután y un tigre, una rata y un gato, un jabalí y una hiena, una serpiente y un hámster, un perro y un grupo de delfines… cuyas historias harán que los lectores de Lux Atenea Webzine amantes de la Naturaleza se replanteen muchas de las ideas y conceptos que han aprendido sobre el mundo animal.

“(Las ratas) se ha demostrado que tienen sueños complejos sobre sucesos recientes, igual que los humanos.”

Editado el pasado mes de abril a través de la editorial Salsa Books, “Amigos inesperados” es un interesante y revelador libro de lectura ágil vertebrado por cuarenta y siete historias reales y documentadas basadas en estas increíbles interactuaciones entre especies animales muy distintas, y que han interesado al mundo científico por la solidez y el trasfondo emocional mostrados por sus protagonistas en comportamientos de lo más sorprendente. Es obvia la complejidad humana en cuanto a plasticidad mental, desarrollo emocional y sentimental pero, a pesar de estas cualidades que poseemos, es conveniente que el lector no trate de “humanizar” a estos animales porque muestren comportamientos que consideramos como propiamente humanos como la compasión, la ayuda, la defensa del más débil, el apoyo moral… ya que el error del ser humano ha sido el haber despojado al reino animal de esas cualidades que le son innatas y que el ser humano no ha querido ni ver ni estudiar a lo largo de los siglos para así justificar su cruel trato hacia ellos, y su miserable exploración amparándose en esa nulidad emocional de los animales que los etólogos vienen criticando, desacreditando y desprestigiando con sus estudios científicos desde hace décadas. Cuando lean y analicen la información contenida en las páginas del libro “Amigos inesperados”, estoy seguro que cambiará totalmente su forma de ver a los animales y, como obra científica para educar a los más jóvenes en su formación intelectual, este libro atesora una grandeza moral y ética que enriquece a la persona que lo estudia e integra. Con el paso del tiempo y con la expansión entre la ciudadanía de esta visión de la vida y de los seres vivos, espero que a lo largo de las próximas décadas este cambio haga de este mundo humano cruel y salvaje con el reino animal, un espacio mucho más racional, emocional y sostenible donde el ser humano pueda desarrollarse sin necesidad de exterminar a las especies animales, sin necesidad de aprovechar sus recursos explotándolos de forma miserable, y eliminar de una vez por todas esas barreras creadas para separarnos de la realidad que no han hecho más que alejarnos de un mundo emocionalmente vivo del cual podemos aprender, e interrelacionarnos con mucha más armonía y beneficios mutuos. Sé que todo esto parece una utopía, pero si uno echa la vista atrás y analiza cómo miraban los seres humanos al reino animal hace un milenio, hace un siglo, y cómo lo miramos ahora, el cambio de mentalidad ha sido muy grande pero no suficiente. Por este motivo, obras de este trasfondo educativo y científico se convierten en semillas de una nueva era mentalmente mucho más sensible y comprometida que habrá de consolidarse socialmente antes de que este planeta colapse por culpa de los abusos y de la sobreexplotación. Una actitud humana suicida con el medio natural que está acabando no solamente con muchas especies animales por su inepta actuación, sino también está poniendo al propio ser humano al borde del abismo. Un colapso medioambiental que ya nos está mandando dramáticas señales de alerta y que, de hacerse realidad, arrojará al ser humano a un estado primitivo anterior a la civilización que le dejará reducido a un estado salvaje de pura subsistencia y precaria supervivencia. Tengo cada vez más claro que, o se produce un cambio de consciencia en relación a nuestro comportamiento y nuestra forma de interactuación con la Madre Naturaleza, o nuestro futuro como especie intelectual y culturalmente avanzada se habrá terminado antes de que acabe este siglo XXI porque las bases que soportan esta forma de vida y esta sociedad en la que vivimos son insostenibles. “Amigos inesperados”, un libro para cambiar nuestra mirada al mundo animal a través de una perspectiva científica mucho más cercana a la realidad. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“La emoción, la empatía, el placer y la decepción no son exclusivos del ser humano.”

Lux_Atman

Artículo Nº:  1.766
.

No hay comentarios: